Todos podemos ser Crowdters

Los jóvenes recien egreados de las universidades o con baja experiencia laboral son marcados por las exigencias de algunas empresas que no valoran las habilidades llamadas «blandas» que puedan tener como personas. No siempre tiene uno que ser experto en algo para que nos deban contratar. También las personas podemos tener habilidades y capacidades que nos permiten aprender y desempeñarnos luego con mucho éxito. Para eso las compañías deben trabajar en aprender a evaluar el potencial de las personas y no solo el conocimiento y la experiencia y mejor aún, saber valorarlo, pues el desempeño futuro puede ser de gran importancia para dicha organización. En Paruma todos podemos ser Crowdters con su sentido de responsabilidad, criterio, juicio, sentido común y sobre todo ganas de ayudar a otros a sacar adelante una idea.
A continuación algunos tips para que por ser joven se convierta en una virtud para la empresa que lo quiere contratar.
Fuente:   www.hbr.es

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.